Mi pasión por la educación me ha llevado a recorrer el mundo

Tiempo de lectura: 5 minutos

Dejé mi casa a los 14 años, mi interés por buscar mejores oportunidades me llevaron a aplicar a distintas becas; mi gusto por el emprendimiento me hizo ser parte del equipo de Enactus Guatemala y mi amor por la educación me ha llevado a conocer distintas partes del mundo. Hasta hoy, no me arrepiento de haber dejado mi hogar para buscar un mejor futuro. 

Adiós Cobán, me voy a Escuintla

Cuando tenía 14 años apliqué a una beca que daba el Ministerio de Educación por excelencia académica. La beca permitía que el estudiante continuara estudiando bachillerato en cualquier colegio que quisiera y  sabiendo eso decidí aplicar.

Al momento de llenar el formulario debía poner dos colegios en los que quisiera estudiar y, por una confusión, yo puse que el primero era uno en Escuintla y el segundo era el que yo quería en Cobán.

Como creía que no había recibido respuesta, fui a inscribirme a un instituto para estudiar magisterio pero, unos minutos antes de hacerlo, mi papá me llamó para decirme que había ganado la beca y que justo ese era el último día para firmar el contrato. 

Los dos fuimos a la charla informativa y allí me enteré que la beca que me había ganado era para ir a Escuintla, porque como nunca contesté el teléfono, que mi madre había perdido,  ellos dieron por sentado que el colegio que yo había puesto en el formulario como primera opción era mi lugar de preferencia así que era eso o nada.

Tomé la decisión de irme, porque sabía que era un buen lugar para estudiar y quería aventurarme a vivir algo nuevo”.

Como me encontraba estudiando en Instituto Tecnológico, Campus Sur, tuve la oportunidad de formar parte de Enactus, en donde trabajamos diversos proyectos de emprendimiento social.

Mientras me encontraba en Enactus, tuve la oportunidad de representarlos en la ciudad de Guatemala, en donde conocí a Doña Isabelita de Bosch, quien me invitó a aplicar al programa de becas  de la Fundación Juan Bautista Gutierrez para continuar estudiando en la universidad.  Hice todo el proceso y fui una de las beneficiadas del programa para estudiar Ingeniería Mecatrónica en la Universidad Del Valle de Guatemala.

Mi paso por la universidad

Durante mi vida en la universidad me involucré en diversos proyectos, fui auxiliar de algunos cursos, me metí al Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos. Allí fui becada para viajar a recibir distintas charlas y talleres sobre temas de ingeniería.

Al graduarme hice un megaproyecto con mis compañeros y yo decidí hacer un articulo de mi aporte. Gracias al Instituto, pude presentarlo en Panamá y quedó en mi curriculum para buscar próximas oportunidades.

¿Cómo se consigue trabajo en Guatemala?

Para mí, encontrar trabajo fue muy difícil. Pienso que para una mujer joven, conseguir trabajo en este ámbito no es nada fácil, porque cuando uno busca se da cuenta que dentro los requisitos esta ser hombre, mayor de 25 años y con varios años de experiencia. Para una mujer de 23, recién graduada es imposible ser aceptada.

Comencé a pensar que sería una buena idea estudiar una maestría y así empezó mi búsqueda. Encontré solo una en Guatemala y opté a varias becas internacionales, tras mandar varios formularios y postulaciones, ¡al fin!, me dieron una beca genial. 

Logré ser becada en una maestría en Mecatrónica cuyo programa conllevaba estar un año en Egipto,  seis meses en España y seis meses en Francia. Aunque estaba un poco asustada por las culturas tan distintas, sabía que era una gran oportunidad.

¡Adiós Guatemala!

Sabía que tendría que afrontar muchos cambios, pero iba con una buena actitud. Cuando llegué a Egipto la mayoría de mis compañeros eran de Latinoamérica y creo que eso me ayudó a adaptarme. Sin embargo, al estar ya en las clases pude conocer a más personas que eran de allí y que me ayudaron a conocer sobre las señales y palabras que debía usar para decir gracias, para parar el bus y para pedir algunas indicaciones.

Fue difícil la barrera del idioma porque muchos no hablaban ingles, en los restaurantes muchas veces todo estaba en Arabe y no nos quedaba más que pedir lo que veíamos que otras personas estaban comiendo. El clima también fue difícil, porque estuve en el día más cálido de Egipto a unos 46 grados con sensación de 50. 

Jamás me imaginé conociendo las pirámides, las estructuras, la cultura egipcia y compartir con personas de diversos países del mundo, realmente fue increíble”.

Al terminar el año me mudé a España, un país con una cultura completamente opuesta a la de Egipto, porque allá todo era muy conservador, la religión estaba muy marcada y allí todo siempre estaba abierto, a diferencia de España, en donde todo es muy liberal y muchas veces los lugares están cerrados.

Actualmente me encuentro en España y debo decir que me siento mucho más cómoda por el clima y el idioma, aunque mi experiencia en Egipto me encantó.

Rendirnos no es una opción

No lo niego, desde que me fui de mi casa, siempre han existido momentos en los que he querido regresar pero nunca me he rendido. Nunca debemos decepcionarnos o darnos por vencidos, al contrario, debemos seguir luchando y demostrar que sí se puede y que uno, de la mano de Dios,  es capaz de hacer lo que se propone.

Ahora me encuentro haciendo la tesis de mi maestría y espero presentarla a finales de este año en Francia”.

La educación me ha cambiado de muchas maneras, me ha cambiado la visión de vida, me ha hecho salir de mis zonas de confort y me ha demostrado que Guatemala tiene mucho potencial. Ahora que veo atrás, entiendo que la vida misma me ha preparado para el siguiente escalón y estoy feliz por saber qué viene.


Yucely Beb dejó su casa a los 14 años. Debido a su excelencia académica, Yucely se ha hecho acreedora de distintas becas educativas que la han llevado a conocer distintos países del mundo. Puedes conocer más de esta brillante ingeniera mecatrónica dando clic aquí.

Una respuesta a “Mi pasión por la educación me ha llevado a recorrer el mundo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *