Mi propia vuelta al mundo

Tiempo de lectura: 3 minutos

Es un poco complejo explicar cómo empezé a viajar por el mundo y las causas que me motivaron, pero creo que podría empezar diciendo: “Abre otra puerta y experimenta, que hay tiempo”. 

Mi nombre es Luis, nací en Guatemala y durante los últimos diez años, la ciencia y las ganas me han llevado por seis continentes y más de sesenta países. Soy doctor en bioenergía y siento que la ciencia me da la misma adrenalina y libertad que viajar, la posibilidad de crear un mundo donde no hay límites y donde no hay fuerza más importante que la curiosidad de entender las cosas desde una nueva perspectiva.

Viajar por el mundo

Fue en un viaje al Sudeste Asiático en el 2016 donde me enganché a esto de viajar y decidí volverme un nómada. Después de 5 semanas en el Sudeste Asiático regrese a Suecia a terminar mi Post-Doc. En el 2017 decidí tomar otro rumbo, sentí la necesidad de tomarme un tiempo a solas y hacer algo más personal.

En marzo de 2017 cuando empecé este proyecto que bauticé con el nombre de “La vuelta al mundo” el cual me tomó alrededor de 14 meses en completar. Estuve en 21 países, en 4 continentes distintos. Desde el Partenón en Grecia, a explorar el Taj Mahal en la India, bucear en la Gran Barrera de Coral en Australia, nadar en las playas de Punta Gallinas en Colombia, escalar Machu Picchu, cruzar el Salar de Uyuni en Bolivia y perderme en los atardeceres de Río de Janeiro.

Viajar por el mundo

Por muy cliché que se oiga, viajar ligero y sin tiempo me ayudó a dejar la zona de confort, simplificar mi vida, aprender a vivir el momento, conocer nuevas personas y experimentar nuevas culturas. Como todo en la vida, viajar tiene sus pros y contras, especialmente cuando viajas por meses, todo es más intenso, es una montaña rusa de emociones.

Claro que se siente bien ir por allí de trotamundos y tomarte fotos chulas, el que diga que no, miente. El lado del que nadie habla son esos momentos donde no quieres estar solo, momentos dónde estás enfermo y tienes que cuidarte solo, despedirte de personas con las que a pesar de haber compartido un tiempo corto, dejan una huella en tu vida. Aunque algunos de mis amigos viajeros dicen que esto de viajar por meses no es para todos, yo creo que sí. Como experimento personal es digno de hacerlo una vez y si después no te gusta, pues al menos lo intentaste.

Viajar por el mundo

Creo que es cuestión de aceptar el reto, dejar atrás el miedo y después darte cuenta que eres capaz de lograr cosas que no imaginabas. A mi viajar me funcionó. Encontré las respuestas que necesitaba y algunos de mis miedos realmente se fueron. También me pude dar cuenta que por mucho tiempo di cosas por sentado, como mi familia y mis amigos. Cada uno tiene su propia ruta, lo importante al final del día es estar donde se es libre y feliz.

Los últimos 4 meses de estos 18 meses sabáticos los he decidido pasar en Guatemala, tenía muchas ganas de volver. El tiempo aquí me ha permitido compartir tiempo con mi familia, viejos amigos y por supuesto hacer nuevas amistades. Hoy sentado en el jardín de mi casa, a unos días de empezar una nueva aventura, veo atrás y siento que cada momento de los últimos 18 meses fueron necesarios para entender lo que es soltar y reinventarse. Siempre da cosa irse, pero fue un buen tiempo en mi Guate querida y ahora a buscar nuevas experiencias y siempre ¡con todo!

viajar por el mundo


Luis ha viajado por muchos países y también tiene habilidades fotográficas que comparte en sus redes sociales. Te dejamos su Instagram para que lo sigas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *