Volunca, jóvenes decididos por ayudar a su país

Publicado el
Tiempo de lectura: 3 minutos

Volunca inició con una coincidencia increíble. Una coincidencia que unió a cuatro personas voluntarias en un albergue de Alotenango luego del accidente del Volcán de Fuego. Ha pasado el tiempo y hoy nos encontramos ayudando al país en el marco de la crisis del Coronavirus. 

Una manera de ayudar a través de nuestras habilidades

Mientras estábamos en el albergue, partía el corazón ver cómo existía mucha necesidad, pero el sistema que estaba implementado no permitía que voluntarios y gente con buenas intenciones pudieran aportar su granito de arena.

Decidimos comenzar a organizarnos entre médicos y psicólogos. De esa manera, logramos atender a muchas más personas en los albergues. Las primeras tres semanas pudimos tener turnos médicos 24/7 y más de 3,000 horas de atención psicológica para los damnificados.

Un voluncario es alguien que cree en el servicio y busca ayudar de una manera responsable cuando surge la necesidad”.

Durante esa etapa llegó Omar Alvarez, un voluntario que decidió desarrollar una plataforma para eficientizar todo el proceso de voluntariado. Formalmente, ese fue el inició de Volunca.

Nuestra respuesta ante el Coronavirus

Aunque cada voluntario tomó su camino, las bases de Volunca quedaron sentadas y son las que se utilizaron para la respuesta ante el Coronavirus en Guatemala. Lo primero que hicimos fue ver a los voluntarios en nuestra base de datos y analizar quién estaba disponible.

Al tener al equipo definido, comenzó nuestro plan de acción de tres pasos. El primero fue nuestra campaña de prevención para que las personas pudieran estar informadas y quedarse en casa. La segunda fase fue nuestra campaña “Actívate”  en donde nuestros psicólogos daban consejos sobre qué hacer en el hogar y así cuidar la salud mental. Por último, buscamos a médicos que estén dispuestos a apoyar en dado caso las cosas empeoren en Guatemala, la respuesta fue muy positiva.

Hace poco fuimos a Alta Verapaz e Izabal, gracias a la invitación de una empresa, a dar pláticas sobre el Coronavirus. Logramos hablar con más de 50 líderes comunitarios sobre salud y hábitos de higiene. Habían muchas dudas y nadie entendía muy bien cuáles eran las implicaciones o el impacto directo  en su comunidad.  Fue muy gratificante poder aportar a que las mismas personas se organicen para el beneficio común.

¡Qué bonito es ser voluncario!

Lo bonito de Volunca es que gente con diferentes habilidades y áreas profesionales pueden apoyar. Un claro ejemplo de esto son nuestros diseñadores que nos ayudan generando artes, los estudiantes de medicina generan investigaciones, los desarrolladores apoyan con la parte del Bakend, entre muchas personas más.

Un Voluncario es alguien resiliente que, a pesar de estar en una situación difícil, logra hacer lo mejor posible ante ella”.

A lo largo de este proyecto, consideramos que la experiencia más gratificante ha sido ver las lecciones y aprendizajes de nuestra participación durante la crisis del volcán de fuego. Esto nos ayudó a estar mejor preparados y responder más rápido esta vez.

Al estar en situaciones de crisis y ver que hay más personas con la misma voluntad de salir adelante, sentimos orgullo y esperanza. Las crisis y los desastres son retos que no los superaríamos solos y es alentador ver que, como país, estamos enfocándonos en encontrar soluciones.

Son incontables las personas que quieren ayudar y es increíble que nosotros seamos esa plataforma que brinda la oportunidad para que puedan dar su granito de arena. Volunca es un proyecto que demuestra las ganas que tienen los chapines para ayudar y contribuir a que todos juntos salgamos adelante.


Volunca es un proyecto que nació durante la crisis del Volcan de Fuego en Guatemala con el fin de canalizar los esfuerzos de los voluntarios, de una manera ordenada y afín a sus habilidades. Actualmente se encuentran ayudando a la crisis del Coronavirus en Guatemala. Si deseas conocer más de ellos puedes ir a su página web o puedes seguirlos en su página de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *